Se consideran actuaciones de mantenimiento, reparación o incluso de rehabilitación, a todas aquellas que van dirigidas a garantizar un correcto uso físico y funcional del inmueble proyectado, con el principal objetivo de mantener o incluso mejorar si cabe las características técnicas originales o funcionales que las instalaciones y sus elementos deben cumplir.

Destinamos como principal actividad a desarrollar respuestas a las diferentes situaciones surgidas en el ámbito del mantenimiento y la rehabilitación de naves y edificios de uso industrial.

La información y asesoramiento que recomendamos, persigue proporcionar como principales beneficios los siguientes:

– Cuidar de la eficacia de servicios de las instalaciones, bienes de equipo y resto de eslabones de la producción.

– Fomentar el ahorro en los costes de explotación mediante la economía de mantenimiento y conservación.

– Aumentar el valor del inmueble objeto de la requerida actuación, siendo en muchos casos el activo principal de la empresa.

– Propicia alargar la vida útil del edificio y sus instalaciones, mejorando las condiciones de uso en las mismas.

– Mejora considerablemente la imagen que la empresa tiene ante los clientes.

– Previene riesgos y costes por accidentes, protegiendo la integridad de personas y bienes.

– Fomenta el ahorro en los coste de explotación, sobre todo en consumo de energía mediante ahorro y eficiencia.