Cómo mantener las paredes de tu piso

Cómo mantener las paredes de tu piso PIMONT Pintores Barcelona

Uno de los puntos más importantes para el mantenimiento de pintura de una vivienda es el cuidado de las paredes. Si las mantenemos en un buen estado, evitaremos que se vayan generando problemas que a la larga serán más difíciles de resolver, como algunas manchas o el odioso moho. Mantener las paredes de tu piso de forma periódica evitará problemas mayores.

Así pues, lo recomendable estar atento a una serie de aspectos y atajar los síntomas cuanto antes.

 

¿Cómo mantener las paredes de tu piso?

 


Problemas más frecuentes

Si percibimos que la pintura se infla en algunas zonas o comienza a descascarillarse, puede ser signo de que tenemos algo de humedad. Cuando esto ocurre, se aconseja consultar con un fontanero que encuentre la causa y el origen del problema para repararlo adecuadamente. Una vez solucionada la avería, deberemos esperar un tiempo a que la superficie esté completamente seca, antes de tratar la pared y pintarla de nuevo. 

Cuando aparecen manchas de tono marrones o verdosos, es que nos encontramos ante un problema de hongos. Tienden a aparecer en las estaciones frías y en determinadas ubicaciones geográficas donde el clima es especialmente húmedo. Los hongos o el moho, además de generar manchas en las paredes, puede ser contraproducente para la salud. El moho hay que limpiarlo con una esponja y aplicar un producto especifico antimoho antes de pintar. Es recomendable el uso de deshumidificadores para controlar la humedad ambiente y prevenir la aparición de hongos.

Mantenimiento y limpieza

El mantenimiento de las paredes de tu piso debe hacerse periódicamente. La humedad y el moho no son los únicos factores que hacen que se deterioren. El polvo del ambiente, la contaminación, el humo del tabaco o el propio roce del uso, hacen que las superficies se vayan ensuciando. Realizar una limpieza periódica para mantener las paredes de tu piso, les devolverá el brillo.

Sin embargo, a pesar de todos los cuidados, llegará el día en el que haya que repasar la pintura de todas las paredes, los techos y los marcos de puertas y ventanas. El plazo estimado suele ser entre 2 o 3 años, aunque es posible prolongarlo si has seguido las pautas de mantenimiento. Para el pintado, lo recomendable es usar pinturas lavables y de buena calidad, que nos garantizarán un resultado mejor y más duradero. Contar con pintores profesionales para la puesta a punto de de las paredes de casa, es otra forma de asegurarnos un trabajo perfecto, incluyendo el tratamiento previo de las superficies para efectuar reparaciones y eliminar cualquier pequeña impureza. 

Si necesitas darle un lavado de cara a las paredes de tu piso, solicita presupuesto sin compromiso en Pimont y nosotros nos encargamos de todo.

 

www.PIMONTSL.com